........


IGLESIA
NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO
QUILPUE

(nuevas fotografías 2016 y documentos al final de esta reseña)



(FOTO ANTIGUA DE: Chiledel1900.blogspot.com)


118 AÑOS, 1889 – 2007, UNA HISTORIA DE AMOR

PARROQUIA DE NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO DE QUILPUE

Un recorrido por los misterios, a semejanza del Rosario, que componen la historia de nuestra parroquia:

1º Misterio:

En el año 1818, en que los residentes de Quilpué no sumaban más de 200, ellos sintieron la necesidad espiritual de tener una Iglesia a fin de poder exaltar su amor al Altísimo y ofrendar a la Virgen su devoción.

2º Misterio:

El desprendimiento de una familia hizo realidad esta aspiración y ello consta en un documento que dice: Título de propiedad del terreno de la Parroquia: "En la Hacienda de Queupue, jurisdicción del partido de Casablanca, a 22 días del mes de Octubre de 1818, ante mí el Juez Celador i testigo, compareció doña Petronila Valencia, a quien doi fe que conozco, vecina de este Distrito i legítima heredera de estas tierras i dijo: que hallándose dicho lugar sin un Templo donde los fieles tributen al Dios de los ejércitos, su Stma. Madre i demás Santos de la Corte Celestial el debido homenaje i cumplan igualmente con los preceptos impuestos, acorde con la piedad cristiana de Don José Antonio Valencia, al redificar el que antes había desde sus cimientos". 



("Historia de Quilpué", Roberto Troncoso, 1896)

3º Misterio:

De esta forma se cumplió este legado de la señora Petronila Valencia, construyéndose poco después una Iglesia para la gente del pueblo. La que dependía directamente de la Parroquia de Viña del Mar.
El título de Dominio fue inscrito en el Registro de propiedades de Limache a Pág. 28 nr. 66, con fecha 23 de Septiembre de 1878.
Ocho años después, en 1886, surgieron algunas dificultades con relación a los terrenos donados para la construcción de la Parroquia. En aquella oportunidad, el Cura Párroco de Viña del Mar presentó al Juzgado de Letras de Quillota una demanda a la Ilustre Municipalidad de Limache "a fin de que se declarara que ésta no tenía derecho de impedir el cierro de una cuadra de tierras en que se halla la Capilla del pueblo de Quilpué, subdelegación de este departamento, cuya cuadra de tierras, expone, fue donada para ese efecto por Doña Petronila Valencia, según escrito que se acompaña, otorgado el año 1818, y que al querer cerrar dicha cuadra, algunos vecinos, primero, y después la Municipalidad, se opusieron, pretendiendo que era plaza o que debía dejarse un camino atravieso por el terreno citado."
En su defensa el Cura Párroco de Viña del Mar, cita el artículo 119, título 18 de la partida tercera y los artículos 844, 1698, 1499 del Código Civil, declarando que la Ilustre Municipalidad de Limache no puede impedir al demandante el cierro de la cuadra que pertenece a la Capilla de Quilpué, no siendo plaza pública, ni estando constituida sobre ella la servidumbre del camino. La Justicia dio el veredicto favorable a la Iglesia.

4º Misterio:

Digno de recuerdo es el paso por la Capilla de Quilpué de los restos del héroe del Combate Naval de Iquique, Don Carlos Condell de la Haza, quien falleció en Quilpué el 24 de Octubre de 1887. Hubo solemnes ceremonias religiosas, con la asistencia de familiares y representantes de la Armada. De allí fueron trasladados a la estación ferroviaria y depositados en un tren especial, para ser conducidos a Valparaíso, donde tuvieron honores de sepultación.

5º Misterio:

El auge que había tomado Quilpué obligó a las autoridades religiosas a acceder a las continuas peticiones de los fieles residentes, dictando un decreto de erección de la Parroquia, cuyo texto es: "Mons. Mariano Casanova, por la gracia de Dios, la Santa Sede Apostólica, Arzobispo de Santiago, etc. Por cuanto los feligreses del pueblo de Quilpué... vienen solicitando la fundación de una parroquia en razón de la importancia que este lugar ha adquirido y para ello han contribuido a la fábrica de una Capilla, casa Parroquial y desde tiempo muy remoto un cementerio bendito, habiendo donado por testamento en favor de la capilla titulada del Rosario la Señora Doña Petronila Valencia una cuadra de terreno en el centro del pueblo, erijimos una nueva Parroquia bajo la advocación de Nuestra Señora del Rosario, cuya fiesta deberá celebrarse anualmente con todo esplendor, como titular."

6º Misterio:

El calor humano de los habitantes de Quilpué quedó plasmado en dos grandes y entusiastas manifestaciones prodigadas al Exmo. Sr. Macchi, Delegado del Papa, a su paso por la estación ferroviaria de la ciudad. El 11 de Octubre de 1894 el Arzobispado de Santiago envía una carta de reconocimiento al Sr. Cura y Vicario de Quilpué felicitándolo por su celo "i del buen espíritu que están animados sus feligreses i no pueden menos que dejar honda y gratísima impresión en todos los que presencian..." Dios guarde a usted Fdo. José Manuel Almarza.

7º Misterio:

En el año 1906 la Iglesia fue destruida por el terremoto del 16 de Agosto. En ese tiempo era cura Párroco el Pbro. Don Carlos Ureta, el que se vio obligado a ejercer sus actividades pastorales en habitaciones colindantes donde hoy existen varios negocios instalados, con frente a la calle Portales. El 15 de Agosto de 1915, el diario local "La Gaceta" de Quilpué, informa que legaron los vitreaux para las ventanas de la Iglesia, regalo de la Sra. Ana L. Bello de Edwards, madre del escritor Joaquín Edwards Bello, Premio Nacional de Literatura.
La construcción del nuevo templo demoró cerca de 10 años y fue inaugurado el 12 de Noviembre de 1916 por Mons. Eduardo Gimpert, Gobernador Eclesiástico de Valparaíso. Fue aquello un acontecimiento. Llegó el Sr. Obispo en el tren de las nueve de la mañana, siendo recibido por la Banda Infantil de Quilpué y la parroquial de Los Andes. le aguardaban numerosas personalidades: el diputado Don Rafael Luis Gumucio, el Subdelegado Don Benigno Polanco, el Primer Alcalde Don Martín Contreras, el Juez de Subdelegación Don Alberto Valencia González y connotados sacerdotes de la región.
Arcos de triunfo se alzaban a su paso, caminos de flores en el trayecto de la estación a la Parroquia. La misa fue solemne, con acompañamiento de orquesta y un magistral Sermón a cargo del Padre Bonino de la Compañía de Jesús. Diez años de trabajo y un broche de oro para alegría de la ciudad.

8º Misterio:

Historia del reloj de Quilpué. A fines del año 1923, en una reunión entre el Sr. Ernesto Riquelme, cura Párroco de Quilpué y el Sr. Raimundo del Real, se llegó a acuerdo de que la Iglesia debía tener reloj en su torre, "para el bien de toda la comunidad." Hubo una reunión de todos los vecinos en el teatro de Quilpué, eligiéndose allí un directorio para reunir los fondos necesarios. Se escribió al Sr. Eugenio Costa, quien se encontraba en esos meses en Italia, para que viese en dicho país lo más conveniente para la ciudad de Quilpué. Se eligió una fábrica de la ciudad de Recco y el costo del reloj fue de $7.770,90. El Supremo Gobierno lo liberó de derechos de importación. Así fue como los vecinos pudieron contemplar al fin los 7 grandes bultos que contenían las piezas del gran reloj que contaría las horas desde la torre de la Iglesia Parroquial.





(FOTO DE: www.quilpuefotos.blogspot.com)






9º Misterio:

No en vano pasa el tiempo. Llega 1944. La vieja Iglesia se hace estrecha para las necesidades de la población. El Sr. cura Párroco de esa época, Pbro. Sr. Guillermo Merino Lemus, recibe autorización del Obispado para reconstruir la Iglesia (18 Diciembre 1944) bastante deteriorada por los años. Caso único. Existiendo un templo, Monseñor Merino convenció a los fieles en construir otro (el actual). A pesar de la demolición, el culto nunca se suspendió. Colectas especiales... colaboradores ilustres... termómetro de bonos, son recuerdos imborrables para los fieles de los años 50. Así se dan los primeros pasos del que será el Templo actual. La familia del feligrés Daniel De la Vega, Premio Nacional de Literatura, regala el actual altar.

10º Misterio:

El 20 de Diciembre de 1947, se inaugura la primera parte del templo: dos arcos, Presbiterio y Sacristía.
El quilpueíno Pbro. Jaime Ringeling canta su Primera Misa. 1954: Monseñor Lira bendice la Iglesia, coronándose los trabajos el año 1960 con la entrega de la Torre y la instalación definitiva del reloj. Fue la adhesión de la Parroquia del Sesquincentenario de la Independencia Nacional. Pero aún faltaban los estucos. El nuevo Templo se alegró con la Primera Misa del Padre Jorge Sapunar D.

11º Misterio:

Chile es un país de terremotos. Nuevamente un sismo sacude la ciudad de Quilpué, en el año 1971. Su templo parroquial sufre serios daños, quedando fuera de servicio. Con fondos de Adveniat (10.000 marcos) conseguidos en Alemania por el señor cura Párroco de aquella época, Monseñor Carlos Zita Zimmer, pudo repararse su estructura, quedando pendiente su terminación para más adelante.
La imagen de la Santísima Virgen de Lo Vásquez visitó por una semana nuestra Parroquia. La Novena la predicó el Padre Gastón Flores, Misionero del Corazón de María.

12º Misterio:

En 1978 se inicia el estucado y terminación de la fachada del Templo; se colocan los ventanales y puertas metálicas y se cambia todo el zinc del techo. Se da término a esta obra en tiempo del Vicario Sustituto, el Presbítero Don Hugo Corrales Ibarra, con un costo superior al millón de pesos de la época. Los trabajos los dirigió el feligrés Lorenzo Pozo. Seis años después, se bendice la nueva Capilla de San Esteban.
Es la primera visita del nuevo Obispo Monseñor Francisco de Borja Valenzuela a Quilpué.

13º Misterio:

Domingo de Ramos de 1985. Llega una comunidad Religiosa desde Londrina a hacerse cargo de la Catequesis y Atención Pastora: son las Misioneras Claretianas. Su hábito banco comienza a hacerse familiar en Quilpué. Se inaugura el Policlínico Parroquial.
19.45 horas. Terminaba la Misa de la tarde y, cuando sólo quedaban cuatro fieles en la Iglesia y los acólitos, el celebrante y lectores en la Sacristía, sobrevino el terremoto de1985. Durante dos meses la Iglesia estuvo en reparaciones de estucos, vidrios y pinturas. El Colegio de la Religiosas Pasionistas acogió a la Parroquia en su Gimnasio. La Semana Santa de ese año se vivió allí. Justo a los dos meses se volvió a la Iglesia Parroquial.
Al año siguiente, más de 15.000 fieles de nuestra Parroquia, viajan en trenes y buses especiales a Rodelillo a la Primera Misa que el Papa Juan Pablo II celebraba en Chile. Su ubicación fue A-4. Resultó una jornada inolvidable.

14º Misterio:

En el año 1987 se inaugura una nueva Capilla en recuerdo de la visita del Papa. Se dedica a la Virgen del Carmen. La bendice Monseñor Francisco de Borja Valenzuela Ríos, Arzobispo de Valparaíso.
Quedamos sin los "viejitos", que tanto ayudaban en la Parroquia partieron al cielo P. Federico Brand, P. Hugo Corrales, P. Milton Pino y Diácono Guerra.
Un año después, se hacen terminaciones de cielo en la Capilla de El Retiro y los fieles levantan una hermosa Cruz y reparan la Gruta.
Se vive con alegría el Año Mariano. El 15 de Agosto se inaugura una ermita en el camino Marga Marga. Ese día no faltaron los fieles y la alegría la pusieron los casi mil niños del Catecismo.
La Parroquia se alegra por la visita del nuevo Obispo Auxiliar, Monseñor Javier Prado Aránguiz, a las comunidades y capillas.
40 grupos vivos trabajan y participan en el Sínodo de 1989.

15º Misterio:

Decimoquinto Misterio del Rosario. En esta forma el año 1989 sorprende a la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario, en sus 100 años de vida. Muy atrás quedaron sus primeros pasos, cuando la ciudad de Quilpué era parte de la Hacienda de Queupue y la Sra. Petronila Valencia, su dueña, preocupada por "el Dios de los ejércitos y su Santísima Madre", cedió una cuadra de sus tierras para que se construyera un templo en el lugar. Hoy día, nuestra Parroquia, cargada de años, vive una juventud diariamente renovada y se prodiga a sus hijos, encaminándolos a Cristo, el único "Pastor que a su grey da buena pastura", según escribiera Gonzalo de Berceo, mester de clerecía, en el siglo XIII. Así, en un final que comienza de nuevo, es un bello testimonio de un Dios que no termina, que es principio y es fin, Alfa y Omega de todas las cosas.
Reseña Parroquial escrita por el Presbítero Pedro Rubio N. (Q.E.P.D.), que llega hasta 1989. 







16° Misterio:

Algunas notas de la historia reciente de nuestra Parroquia, redactadas por nuestro actual Párroco, Padre Jaime Da Fonseca:
- Salas parroquiales: En 1983 se utilizaba el comedor de la Casa Parroquial para los cursos de bautismos y matrimonios. Al fondo de la Parroquia estaba el salón que tenía puerta a la calle Claudio Vicuña (para el terremoto del año 1971 se usó como capilla de misa y algunos matrimonios se hicieron allí, de ello hay fotos en manos de particulares).
Allí se hacían casi todas las catequesis y principales reuniones. Se habían hecho bajo la sacristía dos salas, a las que llamaban catacumbas; y aún quedaban colindando con el vecino de atrás, restos de las salas de la antigua escuela parroquial, aún en 1989 quedaban algunos ex alumnos de esa escuela cerrada muchos años atrás.
Dentro del patio de la casa parroquial había una mediagua, que pronto se utilizaría también para reuniones. El gran problema era la intimidad de la casa parroquial. Por ello, se comenzaron a hacer salas nuevas. Se achicó el salón, haciendo el corredor de acceso al último patio de las salas. Se mantuvo unos baños y se habilitó una cocina, que quedaba de épocas anteriores. Fue el tiempo que se hizo la Buhardilla junto a la Iglesia, sala que era muy preferida de los fieles, especialmente de los grupos de oración.
Un tiempo después (año 2000) se hizo el segundo piso de una parte de las salas y se rehabilitó el salón con piso nuevo, sillas, mesas, iluminación. Fue el tiempo que se construyeron los nuevos baños y cocina.
- Oficina parroquial: En 1983 era sumamente chico el despacho para oficina de parroquia y cementerio. Por ello,1o primero que se hizo fue arreglar dos pequeños recibidores y una oficina para el cementerio. Posteriormente se arregló la oficina de los sacerdotes, con puerta a la secretaría, y ésta misma fue remodelada.
- Gran necesidad: Hasta el año 1990 los difuntos eran velados dentro del templo parroquial. A veces era necesario cerrar las puertas laterales, y no fue raro encontrar más de tres difuntos a la vez. Ello traía diversos problemas para todos. Mientras unos lloraban, otros conversaban, y no faltaba la alegría de los niños del catecismo, o la solemnidad de un bautismo o matrimonio. Por ello, en ese año, se construyó el actual velatorio, que tiene un patio, baño y pequeña pileta para las flores.

Semana Santa 2012









(CORREGIDO DE: www.rosarioquilpue.cl)

UBICACION: calle Diego Portales, Quilpué.



 











IGLESIA
NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO
QUILPUE










 












Antiguo patio de la iglesia




Naves central y laterales








 


 


 


(FOTO DE: mi madre Reina Liebsch Tapia, 2013)


Altar Mayor durante Fiestas Patrias


















 






 






 


 








 


El órgano








Imaginería


(FOTOS DE: mi madre Reina Liebsch Tapia, 2013)













(FOTO DE: mi madre Reina Liebsch Tapia, 2013)






 


  


(FOTO DE: mi madre Reina Liebsch Tapia, 2013)


  










Vitrales






 
(FOTO DE: vitral de Jesús Misericordioso de mi madre Reina Liebsch Tapia, 2013)


  




Techo, lapidario y otros






 




 


 


 


























(FOTOGRAFIAS DE 2008, 2009 y 2012)




(DOCUMENTO DE: Revista En Viaje, N.162, abril 1947)






(FOTOGRAFIAS DE 1988, WFL)


CONSULTAR



MATRIMONIO DE MIS PADRES EN LA PARROQUIA DE QUILPUE
Reina Cecilia Liebsch Tapia y Peter Foral Imhof von Geisslinghof,
18 de septiembre de 1964



NUEVAS FOTOGRAFIAS 2014 DE 
LA PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO DE QUILPUE
(en este título)







 Plaza Irarrazabal








(FOTOGRAFIAS DE 2014)

Iglesia Nuestra Señora del Rosario - Quilpué
(fotografías de dic - ene 2016)






























(Revista "Zig Zag" N.278, junio 1910)

(Revista "Sucesos" N.497, 14 marzo 1912)

("Chile del 1900", www.chiledel1900.blogspot.com)

("Investigación, Análisis y Proyecciones del Turismo en Chile", www.invturcul.blogspot.com)
 
(1946, Paulo Corail M.)






(DOCUMENTO DE: Revista En Viaje, N.162, abril 1947)


Antonio, guardían de Quilpué, murió en diciembre de 2013 (FOTO DE 2012)