........

IGLESIA
SALVADOR DEL MUNDO
LA MATRIZ
VALPARAISO

* Nuevas fotografías de marzo 2017 y documentos en última sección de ésta investigación




 
LA MATRIZ DE VALPARAISO

Inicios

No se conoce la fecha exacta de la creación de la Parroquia, todo indica que fue antes de finalizar el siglo XVI. En el año 1559 era una capilla.

Desde la llegada de los conquistadores, los habitantes de la caleta que denominaron “valle del paraíso”,no gozaban aun de los beneficios de la civilización hispana, económica ni culturalmente; ni manifestaban una moral basada en la fe religiosa. En cambio, la población se había contaminado con un ambiente de vicios y delitos.

El joven párroco que siguió la misión José A. Del Pozo y silva se dedicó altiro a la tarea de reconstruir el templo, lo que hizo con gran dedicación y financiado por sus propios recursos, inaugurándola en 1749.

Los gruesos muros de adobe, la simplicidad de la composición arquitectónica y la supervisión personal que aplicó a la construcción permitieron levantar un templo que prestó servicios por mas de un siglo.

Tanto era el libertinaje del siglo XVIII en Valparaíso que la iglesia realizaba su trabajo constructivo con mucha mas decisión y energía.

Patrimonio de la humanidad

La primera iglesia de valparaíso, ciudad patrimonio de la humanidad declarada el año 2003, se encuentra en el centro histórico de la ciudad, tiene un gran atrio, que sirve de escenario a los actos culturales del entorno, es el ícono de la ciudad de valparaíso, monumento nacional, histórico, declarado por la ley de monumentos nacionales de la República de Chile.

En octubre de 1971, al declararse monumento histórico la Iglesia La Matriz de Valparaíso, se consideró que el sector que está entre las calles Santo Domingo, Santiago Severín y Almirante Riveros, todas junto a la Iglesia, debían tener las características que les diera la temprana ocupación del Cerro Santo Domingo que junto con La Matriz forman una unidad. A este barrio, el más antiguo y pintoresco de Valparaíso, se le ha llamado el “corazón del puerto”, porque ahí nació y empezó a crearse la ciudad y es un símbolo de su historia. Está ligado además a la historia nacional, ya que durante el período colonial, en el lugar donde hoy se levanta el edificio de la Comisaría de Carabineros, se encontraba el Convento de la Compañía, llamado posteriormente de Santo Domingo. En el templo de ese convento se reunió, en el año 1828, el Primer Congreso Bicameral de Chile y se sancionó la Constitución Política de ese año.

Los golpes de la vida

La primera capilla que se levantó en Valparaíso fue, según Benjamín Vicuña Mackenna, una construida en 1559 por Rodrigo González de Marmolejo en el mismo lugar de La Matriz. Se dice que era pobre, de paja y barro.

Poco después, fue construida una segunda iglesia, sencilla pero más elaborada que la anterior que fue destruida por el terremoto de 1730.

La tercera iglesia la empezó a construir el párroco José Pozo y Silva y fue terminada en 1749. Contaba con 2 torres, gruesos muros de adobe y, por dentro, una nave y otras dependencias a los costados. El terremoto de 1751 destruyó una de las torres pero con algunas modificaciones, sobrevivió 87 años más.

El terremoto de 1822 produjo nuevos daños y la iglesia quedó bastante mal hasta que en 1837 asumió el párroco José Antonio Riobó quien la demolió. Durante todo este tiempo se siguió usando. Incluso José María Mastai Ferretti, futuro Papa Pío IX, celebró una misa en ella en 1824.

Con la venta de los materiales de la demolición y colectas, se construyó la actual iglesia entre 1837 y 1842. Durante el bombardeo de 1866, tres bombas cayeron en La Matriz, pero no le hicieron daño. En 1887, el templo estaba en ruinas, por lo que su párroco Vicente Martín y Manero decidió remodelarlo; demuelió parte de la torre y redecoró toda parte de adentro.
A partir de 1971, después de ser nombrada Monumento Nacional, la iglesia empieza a ser restaurada. Los terremotos de 1971 y 1985 producen algunos daños, pero son reparados, por lo que hoy día está en buen estado.

Barrio La Matriz

Alrededor de la iglesia se fueron agrupando las primeras familias criollas, dando así inicio al desarrollo urbano de Valparaíso.

El Barrio Puerto es el más antiguo de Valparaíso, por lo que sus casa y edificios son pintorescos y es la muestra pura de lo que fué y hoy es nuestra ciudad. El escenario actual es absolutamente ameno, muestra un Valparaíso en que el tiempo se ha detenido, para dar paso a una vida sin apuros, en el que convive un amplio comercio y vecinos que pasean por el lugar, y que se reúnen todos los días en la Iglesia La Matriz del Salvador.

Vecinos y amigos

La insignificante caleta colonial de los siglos XVII y XVIII, de a poco fue poblándose de casas que se sumaban a las bodegas de almacenaje portuario, por otra parte las congregaciones religiosas avecindadas construyeron sus conventos: Agustinos, franciscanos, jesuitas y dominicos, rodeando el templo parroquial que influía en el barrio. La parroquia fue testigo del crecimiento del sector que muy pronto se convertiría en el corazón de una ciudad a mediados del siglo XIX.

El Cristo de La Matriz

En 1630, el rey Felipe II de España, donó a la Catedral de Santiago un hermoso Cristo Crucificado y Moribundo” tallado en madera por un escultor japonés. La obra fue donada a la entonces Capilla La Matriz, ubicada al pie del Cerro Santo Domingo, por el pirata inglés Sir Francis Drake. El pirata, al ver la pobreza del botín que obtuvo en el puerto, solo 60.000 duros, decidió llevarse las vinajeras, un crucifijo y el cáliz de oro, zarpando en su carabela de cien toneladas “El Pelícano”.

La inmensa escultura, llegó a Valparaíso embalada en un gran cajón que permaneció por mucho tiempo en el Puerto. Cuando se le quiso trasladar a Santiago, su lugar de destino, la yunta de bueyes que arrastraba la carreta con el tremendo cajón, paró frente a la Capilla La Matriz y no pudo seguir su viaje en dirección a la Capital, y todos los intentos por zafar la carreta fueron inútiles.

El embalaje pesaba tanto que, lentamente las ruedas del vehículo fueron hundiéndose cada vez más en el barro. Era invierno y la lluvia ablandaba aún mas los caminos… Se decidió amarrar mas bueyes hasta llegar al número de ocho, pero todo fue inútil, la carreta permaneció empantanada justo frente a al capillita de techo pajizo. Se decidió entonces, bajar el cajón y dejarlo en la Capilla. Apenas éste fue descargado, la carreta se salió del barro. Los cargadores volvieron a poner el cajón, pero cuando estuvo encima de la carreta nuevamente las ruedas volvieron a llenarse de barro.

Algunos pobladores, que miraban la extraña maniobra, propusieron abrir el embalaje y ver que traía. Cuando el cajón empezó a abrirse, paró la lluvia torrencial y el viento huracanado que había impedido el traslado, apareciendo la sagrada imagen del “Cristo crucificado y moribundo”.

Muchos creyentes pensaron que el suceso no era otra cosa que un verdadero milagro y se acordó que la imagen debía quedar para siempre en la Capilla porque ese era el deseo expreso de Dios.
Desde entonces la bella escultura del Cristo de la Agonia quedó en Valparaíso.

La imágen es una pieza bellísima y tiene la especial característica de presentar su barbilla reclinada muy cerca del pecho, los ojos apagados por la muerte, las llagas abiertas y la sangre recientemente coagulada.

Desde ese tiempo la sagrada imágen es venerada y es mucha la gente que asegura que, año a año, el Cristo inclina la cabeza más y más. La tradición asegura que, un día, el crucificado inclinará tanto la cerviz que terminará por quebrársele, ese día se acabará el mundo.

Las luces viajeras del altar de la Matriz

La matriz, cuna de leyendas porteñas, contó entre sus muchos párrocos a don Guillermo Ruiz Santander, santo varón que entre sus muchas labores, se dedicó a quitar el polvo a santos, altares, pinturas y habitaciones.

Desde aquel tiempo recomenzó a hablarse de las bondades de las pinturas que adornaban los muros de la Parroquia, de la valiosa talla del “Cristo Crucificado” y de los personajes y sacerdotes sepultados en los muros y en las bóvedas existentes bajo el altar mayor.

En su afán de limpieza, el párroco, los removió todo, hasta las antiquísimas calaveras deseminadas por todos los lados en el subsuelo, las que fueron exhumadas y reducidas a un espacio menor. La limpieza general, las reducciones y los numerosos arreglos e innovaciones practicadas en la Iglesia y la Casa Parroquial fueron el motivo de extraños acontecimientos acaecidos durante el ejercicio como párroco de este sacerdote reformado.

Algunas personas, muy pocas, elegidas entre sus mejores amigos y feligreses comenzaron a producirse en todos los recintos de le Iglesia y la Casa Parroquial que el padre Ruiz frecuentaba o habitaba. Justo a la medianoche, mientras el sacerdote se hallaba en su lecho, podía escuchar pasos de individuos que, sin prisa, paseaban por las habitaciones, cerrando y abriendo puertas y ventanas provocando gran estruendo. Cuando se trasladaba de una habitación a otra, adivinaba junto a él la presencia de seres invisibles que pasaban a su lado rozándolo o recibía su hálito, la gélida brisa que producía su presuroso pasar…

Decididamente: penaban abiertamente y esto podían constatarlo hasta terceros. Mientras el párroco oficiaba misa dominical , algunos feligreses podían percatarse, atónitos, como recorrían el altar, lentamente, por su largo, ancho y alto, pequeñas lucecitas que nadie podía explicar. A veces, las lucecitas viajeras, provocaban el súbito apagón de un cirio o de todos los cirios de un candelabro sin que pudiera descubrirse el motivo.

El párroco comentaba el extraño suceso de las “luces viajeras” sólo cuando le comentaban o inquirían sobre ellas…

¿Qué sucedía realmente? ¿ Cuál era la procedencia de esas luces? ¿ Por qué recorrían el altar sólo cuando el párroco oficiaba la misa dominical?

Nadie lo quería decir, pero todos pensaban que eran mensajes de ultratumba. Solamente ante sus más cercanos amigos, el padre Ruiz, manifestaba: “ las luces viajeras son un aviso indiscutible de mi próximo deceso. Y en efecto, al poco tiempo de la desaparición de las “luces viajeras de la Iglesia La Matriz” el párroco don Guillermo Ruiz Santander, el innovador, fallecía.



(SIN MODIFICACION DE: www.lamatriz.cl)

UBICACION: calle Almirante Riveros, entre calles Santo Domingo y La Matriz, frente a la Plazuela La Matriz, cercana a la Plaza Echaurren y Mercado del Puerto.




(DOCUMENTO DE: “Histórica Relación del Reyno de Chile“, Padre Alonso de Ovalle, 1646)








(DOCUMENTO DE: "Chile Ilustrado, Guia Descriptiva del Territorio de Chile y 
Principales Capitales de Provincia", Recaredo Santos Tornero, 1872)


(FOTO DE: "Chile del 1900", El Mercurio de Valparaíso)




































 



(FOTOGRAFIAS DE 1998 Y 2009)


IGLESIA LA MATRIZ DEL SALVADOR

La historia de la Iglesia La Matriz es tan antigua como la de Valparaiso. El templo tiene su origen en una pequeña capilla levantada en el año 1559, para la devoción de Nuestra Señora de las Mercedes, en la caleta de Quintil. Junto a ella se fueron agrupando las primeras familias criollas, iniciándose así el desarrollo urbano de Valparaíso.

Durante el transcurso de los siglos XVII y XVIII los constantes ataques de piratas y la naturaleza sísmica de la región destruyeron, sucesivamente, las tres iglesias levantadas en el sitio de la primera capilla. A comienzos del siglo XIX se construye la cuarta y actual versión de la iglesia La Matriz, en el mismo emplazamiento de las anteriores. Su arquitecto fue el párroco José Antonio Riobó, quien además asumió la construcción y dirección de la obra.

La construcción comenzó en 1837, para quedar finalizada en 1842. En 1868 se produjo una situación bastante insólita: ante la indefinición de la imagen tutelar de la iglesia, se realizó una votación popular para su elección, la cual recayó sobre el Salvador del Mundo como Patrono de la Cuidad y Puerto de Valparaíso, y tutelar de la parroquia. La Matriz es una iglesia de tipo basilical, de tres naves inscritas en una fábrica rectangular con cubiertas a dos aguas.

La fachada principal se destaca por su composición clásica, que distribuye, -con gran sentido de proporción y armonía-, los tres vanos de los accesos, los tres grandes óculos que se abren sobre los arcos de medio punto de los vanos, el entablamento del frontón triangular que ocupa el ancho de la fachada y las pilastras del capitel dórico que la modulan. Detrás del acceso, y a eje del frontón, se alza la base y los dos tambores octogonales de la torre, rematada por un chapitel de ocho mantos. Ocho columnas dóricas exentas rodean el cuerpo del segundo tambor que aloja las campanas.

En el interior, las tres bóvedas de cañón, construidas en madera, están decoradas con pinturas cenitales; las naves están separadas por una arquería. En su estilo se distinguen claramente dos influencias: una clasicista que se expresa en el frontis y en la torre, y la otra de tipo criolla del siglo XVIII, representada por sus grandes y gruesos muros de adobe y el techo a dos aguas cubierto de tejas de arcilla.

La Iglesia La Matriz está situada en el centro de un barrio histórico, rodeada de pintorescas calles y casas de fines del siglo XIX de un estilo muy porteño. Todo ello ha confluido para que su entorno inmediato haya sido declarado Zona Típica en 1971.

Monumento Histórico D.S. 2412 06-10-1971

(SIN MODIFICACION DE: www.monumentos.cl, Consejo de Monumentos Nacionales)




CRISTO DE LA MATRIZ, UNA LEYENDA EN VALPARAISO
("El Mirador de Lukas", N. 7, 1999)







Postales de CHILE COLLECTOR (www.chilecollector.com)




Dibujos de LUKAS


   



(DOCUMENTO DE: Revista Zig Zag, N.276, jun. 1910)


(DOCUMENTO DE: Revista Zig Zag, N.290, sep. 1910)


Monumento a los Héroes de Iquique (WFL, 2012)


Cerros de Valparaíso (FOTO DE mi madre Reina Liebsch Tapia, 2011)




DOCUMENTOS DE: Parroquia de la Matriz, www.valpoiglesias.blogspot.com, de Alberto López M.






















(DOCUMENTO DE: Revista En Viaje, N.57, julio 1938)


FOTOGRAFIAS DE VALPARAISO (WFL, 2014)







IGLESIA LA MATRIZ DE VALPARAISO
(fotografías de WFL, enero 2016)
Vista desde el Mirador Diego Portales, Cerro Barón

Vista desde el sector Aduana del puerto

Vista desde el sector Paseo 21 de Mayo

Vista desde el Paseo Yugoeslavo

IGLESIA LA MATRIZ DE VALPARAISO
(Fotografías de WFL, marzo de 2017)









 










ENTORNO CALLE SANTO DOMINGO




POBLACION QUEBRADA MARQUEZ (Calles Márquez - Almirante Riveros)



PLAZA ECHAURREN

VISTA DESDE CALLE MANTEROLA


VISTA DESDE CALETA PORTALES

PANORAMICA DEL BARRIO DE LA MATRIZ DESDE CALLE MANTEROLA


(Revista "Sucesos" de Valparaíso N.140, abril 1905)

(Revista "Sucesos" de Valparaíso N.190, 13 abr 1906)




(Revista "Sucesos" de Valparaíso N.372, 21 oct 1909)

(Revista "Sucesos" de Valparaíso N.417, 1 sep 1910)

(Revista "Sucesos" de Valparaíso N.432, 15 dic 1910)

(Revista "Sucesos" de Valparaíso N.450, 20 abr 1911)



(Revista "Sucesos" de Valparaíso N.459, 22 jul 1911)

(Revista "Sucesos" de Valparaíso N.653, 26 nov 1914)

(Revista "Sucesos" de Valparaíso N.684, 4 nov 1915)