........
IGLESIA
SAN JOSE
LLANQUIHUE


 

IGLESIA SAN JOSE DE LLANQUIHUE

El Lago Llanquihue ya había sido descubierto por exploradores españoles de las avanzadas de Pedro de Valdivia, y luego la zona de Chiloé hasta el Lago Nahuelhuapi en Argentina, fue explorada por algunos misioneros jesuítas y franciscanos en su labor de evangelización, los que no sólo impartían la fe a los indígenas, sino que bajo un interés científico, también lograron importantes descubrimientos, principalmente aquellos de tipo geográfico-agrícolas, que permitieron el desarrollo de pueblos y ciudades con el correr de los siglos.

A mediados del siglo XVIII la zona del Lago Llanquihue fue estudiada por el científico alemán Bernardo Phillipi, que estaba encargado de explorar la zona entre el Río Rahue y el Seno del Reloncaví. En 1842 recorre la zona del lago y confecciona los primeros informes, indicando que estaba deshabitado y que era un territorio propicio para poblarlo con colonos traídos de Alemania. Otros exploradores como Guillermo Döll y Juan Renous realizaron estudios geológicos y sobre la naturaleza.

En 1845 el gobierno dicta la Ley de Tierras y luego nombró al comandante de la Marina, Benjamín Muñoz Gamero, para el reconocimiento de los lagos ubicados entre Valdivia y Chiloé, cuyos informes resultaron fundamentales para materializar el proyecto colonizador. En 1848 levanta los planos del lago Llanquihue.

En 1852 recala en Melipulli, hoy Puerto Montt, después de estar en Corral (Valdivia), el barco “Susanna”, con el primer grupo de inmigrantes alemanes, los que tras recorrer un dificultoso camino se trasladan hacia sus tierras en el borde del Lago Llanquihue. La apertura de la senda hacia el lago fue toda una hazaña, entre selva y pantanales, que dejó a dos víctimas que se extraviaron en el trayecto, dos miembros de las familias Lincke y Wehle nunca fueron encontrados.

Los colonos gozaron de beneficios en dinero y en especies, como ganado y materiales de construcción, y se dedicaron primeramente al despeje de la selva para su uso agrícola, lo que originó también los grandes incendios que arrasaron con los bosques de alerce y otras especies nativas. Los sectores de colonización eran casi impenetrables, selvas, bosques que no daban el paso, capa vegetal en el suelo que a veces tenía metros de altura, más la contínua humedad y las lluvias, significaban todo un duro trabajo. Así comenzaron a poblar la orilla del gran lago y construyeron viviendas e iglesias en un estilo típico alemán que las caracterizan hasta hoy, y fundaron los primeros caseríos, como Pto. Octay y Pto. Varas entre 1852 y 1853, Frutillar en 1856 con su muelle de embarque y Playa Maitén en 1867.

En junio de 1853 el gobierno debió decretar un régimen especial de colonización y la fijación de sus limites, debido a que los colonos se toparon con ciertas singularidades. En la zona Valdivia y Osorno los colonos se enfrentaban a un tipo de racismo de parte de los criollos chilenos, y por el Lago Llanquihue, mientras exploraban las tierras, se toparon con una antigua y arruinada misión de algún cura evangelizador que se dedicaba a la producción de manzanas y que tenía a cargo a varios indígenas, lo que motivó a que un grupo de estos nativos presentara sus descargos al Ministerio de Justicia, alegando que las tierras les pertenecían.

En 1854 los colonos debieron soportar un extremo invierno que arruinó sus campos, y en 1855 una plaga de aves acabó con sus siembras. Estos dos hechos llevaron al gobierno en 1861 a dar el título de Provincia a los departamentos de Valdivia, Osorno, Carelmapu y Chiloé.

En 1859 llegan a Pto. Montt los jesuítas alemanes Teodor Schwerter, Bernardo Engbert y José Schoor.

En 1870 existen ya en Pto. Montt la iglesia parroquial y 3 capillas, y 36 otras capillas en la zona.

En 1881 llegan otros tres padres jesuítas desde Alemania: Huberto Duffels, Leonardo Junkers y Juan Mellwig.

En 1885 el padre Juan Mellwig se instala en Pto. Varas y comienza a recorrer en lago Llanquihue, fundando capillas en La Fábrica, Pto. Rosales, Línea Nueva, Frutillar, Ensenada, El Volcán y Pto. Octay, y con ellas se fueron desarrollando las primeras escuelas y hospitales de la zona.

El sector de El Desagüe del lago, donde hoy se encuentra la ciudad de Llanquihue, era considerada como no habitable, debido a que se formaban lagunas y esteros, y era una zona inundable. Aquí se embarcaban por el río Maullín hasta otros sectores de colonos para intercambiar diversos productos.

Hacia 1893 se inician los estudios para el trazado de calles y de sitios, además de un puente, que permitiría el desarrollo del pueblo.

Pueblo y economía se desarrollan rápidamente a partir de la llegada del ferrocarril en 1913, y surgen importantes actividades industriales vinculadas a la agricultura y ganadería, siendo unas de las más conocidas la fábrica de Cecinas Llanquihue.

En 1914 se construye la iglesia y en 1953 el Obispado de Pto. Montt le concede el título de parroquia.

En 1968 se crea la comuna de Llanquihue, separándola de la jurisdicción de Pto. Varas.

(RESUMIDO Y ADAPTADO DE: Municipalidad de Llanquihue en www.munillanquihue.cl, “Recuerdos del Pasado” de Vicente Pérez Rosales; Revista Mensaje, N.420, julio 1993; Afiches históricos del Aeropuerto El Tepual de Pto. Montt y Turistel 2004)

NOTA: fechas y lugares geográficos difieren bastante en los relatos de la Municipalidad de Llanquihue y de la guía turística Turistel 2004.

UBICACION: Avenida Vicente Pérez Rosales esquina Candelaria, Llanquihue.






LA CIUDAD DE LLANQUIHUE DESDE UN AVION LAN CHILE

LA IGLESIA SAN JOSE JUNTO AL PUENTE DEL RIO MAULLIN Y FRENTE AL LAGO

VISTA DEL LAGO LLANQUIHUE
Los volcanes Puntiagudo y Osorno (izq.), y Calbuco (der.); la bahía de Ensenada al centro,
y Pto. Octay (abajo izq.) y el sector de Frutillar (abajo der.)
(FOTOGRAFIAS DE 2014)



CONSULTAR







(MAPA DE: Turistel)