........

IGLESIA CONVENTO
SAN FRANCISCO
VALPARAISO

* Nuevas fotografías y documentos en última sección de ésta investigación



IGLESIA SAN FRANCISCO DE BARON 

Propiedad de la Orden de San Francisco.
Monumento Histórico. Decreto D.S. 687 del 18 de Julio de 1983.

Los franciscanos de la fraternidad del Cristo Crucificado se trasladaron desde el puerto al cerro Barón en 1845, donde se materializa un convento, la casa de ejercicios, y finalmente, el 28 de septiembre de 1851, se erige bendecido el nuevo templo público. En 1890 es construida la torre, a la vez que comienzan la reconstrucción de la fachada en albañilería de ladrillo, a cargo del arquitecto Eduardo Provasoli (terminada hacia 1892).

Tras haber resistido los años y sismos, se quema el 4 de febrero de 1983. El incendio destruyó gran parte del templo, reconstruyéndose durante ese mismo año e inaugurándose la nueva el 15 de Diciembre de 1983. La comunidad devota se unió en torno a su reedificación.

Fachada de la iglesia San Francisco de Barón: reconstruida hacia 1892 junto a la torre por el arquitecto Eduardo Provasoli (terminada hacia 1892).
La torre de la iglesia revela un tratamiento neobarroco de referencia historicista, proveniente desde su original construcción. En lo alto, las esferas que señalan la hora.

En la entrada o atrio, una gruta cercada alberga a una Virgen con Santa Bernardita entre plantas y musgo, cuyas aguas debieron dejar de correr por la filtración de humedad que causaba al interior de la iglesia. Construida desde 1930 aproximadamente, las dos imágenes de yeso han sido restauradas por lo menos 4 veces, la última en 1995. Frente a ella, una figura de San Francisco post-incendio que debido a los residuos de las palomas, se ve aumentada su apariencia de deterioro y vejez.

Vista del pórtico: por 1890 es construida la torre, a la vez que comienzan la reconstrucción de la fachada en albañilería de ladrillo con refuerzos metálicos, a cargo del arquitecto Eduardo Provasoli (terminada hacia 1892).

El desplome del techo del templo con el incendio no afectó a la fachada porque presentan estructuras independientes, por corresponder a diferente época respecto al cuerpo de naves.
Residuos de las innumerables palomas que habitan el atrio, manchan las cornisas de ladrillo y aumentan la corrosión a la que se ve expuesto naturalmente el material.

Según cuenta el hermano Fernando Candía, el incendio fue catastrófico para la iglesia, por cuanto perdió toda ornamentación y partes estructurales del interior. Los muros de adobe actuaron como un horno de barro, fundiendo todo el interior, y provocando el desplome del techo. Quedan originales los muros de adobe, la torre y pórtico de ladrillos, la zona del presbiterio (que tras el incendio se descubrió que también era de ladrillo), y las columnas bajas de la entrada (quedaron de ellas sus cuartones).

Formalmente, la antigua iglesia era muy parecida a la actual, pero de menor ornamentación. Según el hermano Candía, se llegaron a contar 13 colores antes del incendio.
Para reconstruir la iglesia, se usaron maderas traídas por barco desde Chiloé, incluido el carpintero.
El conjunto del altar mayor, retablos y púlpitos fueron donados tras el incendio por las monjas de la Sagrada Familia. Aquella fue la vez cuando se retocaron con pintura, hasta hoy, y su mayor deterioro radica en termitas y otros xilófagos que debilitan la madera. Se estima que éstos, provenientes de la capilla de la Merced, tienen su origen entre los años 1850 - 1860.

Tras haber resistido los años y sismos, la iglesia San Francisco de Barón se quema el 4 de febrero de 1983. El incendio destruyó gran parte del templo, reconstruyéndose durante ese mismo año e inaugurándose la nueva el 15 de Diciembre de 1983.

Su reedificación implicó semejanzas formales a la original. Casi una restauración de los valores anteriores evitando cometer el falso histórico, a través de modificaciones en algunos materiales y ornamentos, como decoraciones (molduras de yeso en los capiteles y relieves en arcadas) de las cuales se prescindió.

Se buscó una sobriedad que hiciera distancia de la anterior iglesia y además, que permitiera reconocerse como nueva, como dice el hermano Candia: “esa es la gracia: se construye la iglesia, e inmediatamente la persona se da cuenta que no es la original”.

La hornacina, también escenificada por el pintor Guillermo Valdivia, alberga la poco común figura de madera policromada de una Virgen embarazada, regalada por el Convento de la Inmaculada (Santiago, en Sta. Rosa con Américo Vespucio) en el año 1986. Este rasgo se denota tanto por el gesto de sus brazos que abrazan el pecho, la postura arqueada, y por la leve saliente del vientre, característica tratada de eliminar en algún momento de su historia.
Esta destacable Virgen es rodeada austeramente de celeste, mientras las estrellas, en señal de santidad, enmarcan su cabeza. Los pliegues de su ropa juegan armoniosamente con las luces laterales que aumentan el volumen y movimiento de éstos.

Esta Cristo Crucificado emplazado a lado izquierdo del atrio, es el Cristo más antiguo que conserva el convento, proveniente de su antiguo emplazamiento en el Puerto. Al ser mandado a restaurar, fue cubierto con un barniz brillante.

El hermano Fernando Candía intentó designar este Cristo para el altar mayor. Pero si bien la hornacina mide en su punto más ancho 1,25 mt, el Cristo, de punta a punta mide 1,45 Mt.

(SIN MODIFICACION DE www.proyectodocumenta.org)

UBICACION: calle Blanco Viel, Cerro Barón.




(FOTO DE: Santiago Nostálgico de Pedro Encina)




 






 






 




















































 


FOTGRAFIAS DE 2008

Vista de la iglesia desde el Paseo 21 de Mayo,
a través de las grúas del puerto de Valparaíso (2012)


Vistas a la bahía cercanas a la iglesia (2008)



Iglesia Convento San Francisco VALPARAISO

(www.valpoiglesias.blogspot.com)

Los franciscanos levantaron el primer convento en 1664, en terrenos que les fueron donados en 1658 en la antigua quebrada de San Antonio de Puerto Claro (Hoy quebrada San Francisco). Durante la Colonia, sufrió daños con los terremotos de 1730 y 1751, y después de la independencia, con el de 1822, pero siempre fue reconstruido. En 1837, se inician trabajos de reconstrucción a cargo del arquitecto Santiago Pringle, que incluyeron una nueva torre (1842) y una nueva fachada. El convento tuvo, además de la iglesia, una casa de ejercicios (A cargo del padre Andrés Caro) y una escuela. La escuela se trasladó al Barón en 1910, y los Agustinos se hicieron cargo de la iglesia y el convento en 1913, dedicándola a Nuestra Señora del Buen Consejo y San Agustín. El conjunto fue demolido en 1949 para construir, poco tiempo después, edificios de empleados de la Armada.

Iglesia y casa de ejercicios del Padre Caro en 1834.


La iglesia de San Francisco hacia 1880. Su planta tenía forma de cruz y poseía 9 altares, uno de ellos de la época colonial. La torre medía 25 metros.


En 1906, justo después del terremoto.





Posteriormente, la torre fue demolida y reemplazada por otras edificaciones. El arquitecto Ricardo Larraín Bravo construyó una nueva torre central.





(FOTOS DE Revista Zig Zag, N.61, abril 1906)


(FOTOS DE Revista Zig Zag, N.304, dic. 1910)
 

EL INCENDIO DEL
2 DE SEPTIEMBRE DEL 2010







IGLESIA SAN FRANCISCO DEL BARON
(fotografías de WFL, enero - febrero 2016)







(Revista "Zig Zag", N.252, diciembre 1909)

(Diario "El Mercurio" de Valparaíso, 29 agosto 1976)

(plano en Ascensor Cordillera)